¿Qué debemos controlar al organizar el clima educativo? Las condiciones para formar el huracán. 


Captura de pantalla 2014-08-02 a la(s) 19.48.54.png

1. La alta presión ejercida por el motivo.

¿Qué aprendemos en las escuelas hoy? ¿Qué se aprende fuera de ella? Toda aquella información que da vueltas en el sistema y que absorbemos de manera formal, no formal o incidental, va organizándose en nuestro cerebro y nos permite desenvolvernos en el mundo con mayor o menor eficacia. Pese a los esfuerzos de los teóricos de la educación, sobre todo de los más disruptivos y a las series de transformaciones realizadas por los distintos sistemas educativos, las escuelas y universidades han sido incapaces de escapar de la presión de los contenidos. Los objetivos pedagógicos manifestados en los programas docentes a través de objetivos conceptuales, procedimentales y actitudinales (saber, hacer y ser) quedan supeditados a marcos curriculares demasiado extensos e inabarcables por los profesores, al peso de la tradición y a la escasa posibilidad brindada por los centros, para desarrollar experiencias innovadoras asumiendo que ésta trae consigo un natural margen de error y mejora. El sistema educativo tradicional está en abierta crisis, se reconoce que los profesores deben formarse para desarrollar nuevas experiencias en el aula, sobre todo asociadas a las TICs, pero las estructuras administrativas y culturales impiden que estos cambios se desarrollen de manera fluida. En una sociedad hiperconectada, con abundante información, los contenidos se duplican cada cuatro años y están en permanente cambio. Debemos encontrar el modo de acercarnos a ellos de manera eficiente. No pueden seguir siendo el centro de los objetivos formativos. Es momento de darles un rol diferente en el proceso educativo.

Los/as docentes deben definir con mucha claridad cuál es el motivo de la experiencia de aprendizaje que quieren provocar en las tres dimensiones ya conocidas: cognitiva, procedimental y actitudinal, entendiendo que para el desarrollo integral del estudiante se deben producir las tres.

Este acto debe ser sincero y no una simple formalidad administrativa. Si el sistema obliga al profesor/a a entregar una gran cantidad de contenidos, por más que declare que el estudiante desarrollará determinadas habilidades o actitudes, éste no tendrá tiempo para conseguirlo ni el profesor/a para evaluarlo.

En el modelo MIK los motivos/objetivos se representan como la masa de aire fría que se encuentra en la parte superior de la atmósfera. Tienen un movimiento constante y son necesarios para el trabajo del aula, siempre y cuando no se conviertan en una masa de aire de alta presión, que aplaste el sistema y congele todo. Tal y como sucede con los huracanes, si el aire de un sistema es demasiado frío jamás podrá nacer un huracán.


 

Tips

a. Mide tu tiempo. Desarrollar habilidades y actitudes en tus estudiantes requiere más tiempo del que disponemos. Mide tus fuerzas.

b. Busca socios. Habilidades y actitudes son transversales a las disciplinas y responden a ciclos vitales muy concretos de los estudiantes. Coordínate con tus colegas para evaluarlos.

c. Declara. Siempre ten visible en el aula los motivos que llevarán a los alumnos a la acción.

d. Mide lo que provocas. Evalúa lo que has explicado y aquello a lo que le has dedicado tiempo para trabajar. Las tareas terminadas en casa son para el alumno de "segunda categoría".

Conceptos clave

Knowmads. Aprendizaje invisible. Habilidades blandas, competencias digitales, alfabetización informacional, creatividad, autoconcepto.

 


02. La energía motivadora que sube.

En contraste a la alta presión de los motivos/objetivos se encuentra la Motivación. Una masa de aire cálida que sube desde los docentes. Las masas de aire deben vencer la fuerza de la gravedad y ascender (baja presión) hasta encontrarse con la masa de aire fría. Intrínsecas, extrínsecas, trascendentes, cualquiera sea el tipo de motivación que desarrollen los profesores/as en sus estudiantes, deben movilizar a la acción.

Si la motivación es muy potente y carece de contenidos, habilidades o actitudes que la contrarresten no será posible el aprendizaje. Actividades muy entretenidas pero sin contenido tampoco sirven de mucho.

Desde MIK creemos que la motivación se sustenta en 3 pilares básicos.

 

1. Se  aprende con el ejemplo. Los estudiantes, con el ejemplo dado por sus profesores (otras personas cercanas, medios de comunicación, etc.), aprenden tempranamente que existe un modo de relacionarse con el conocimiento. Este modo de relación les marcará para toda la vida. Profesores/as centrados en el aprendizaje de contenidos muestran que el conocimiento es una "acumulación de bienes". Por otro lado en cambio, aquel profesor/a que usa el conocimiento como herramienta para desarrollar ideas, razonamientos, constructos, etc. fomenta en sus estudiantes actitudes de curiosidad, análisis y reflexión que los impulsan a “ir por más”.  Los contenidos (datos, información, etc.) están hoy más disponibles que nunca para quienes tengan habilidades para buscarlos. ¿Qué hacer con esos datos? ¿cómo usarlos para mejorar la vida de los estudiantes? ¿cómo tomar mejores decisiones basados en información? son preguntas que demandan de los estudiantes, habilidades y actitudes que deben ser intencionadas durante el proceso de “aprehender” los datos.  A lo largo de todo nuestro sistema educativo, pareciera que da lo mismo lo que se aprenda mientras se apruebe el examen.  El "¿cómo van a ser las preguntas?" o "la nota que me pusieron" son el centro de las preocupaciones. Nuestro país ha declarado la necesidad de mejorar sus estrategias relacionadas con las habilidades lectoras y matemáticas, el consumo de alimentos saludables o la actividad deportiva. ¿Y las bibliotecas, los cuentos, las tertulias, los programas de Tv? ¿las canchas, la práctica de deportes, los entrenadores/as, los parques y plazas? Un profesor/a motivado, relajado, alegre transmite que le apasiona e importa lo que hace y que la curiosidad y el trabajo son estimulantes.

 

2. Sólo se puede educar a un niño/a para el futuro si entendemos su presente. ¿Conoces a los niños/as que tienes frente a ti cada día? ¿qué les anima o motiva? ¿qué hacen cuando acaban su jornada en la escuela? ¿cuánto tiempo pasan en un furgón escolar o solos en casa? Los profesores/as cada día nos damos cuenta que los niños/as viven contextos muy diferentes a los nuestros. Su relación con la tecnología y con la vida en familia y en sus barrios ha cambiado en muy poco tiempo. El diseño de experiencias educativas necesita más que nunca de profesores/as que hagan una correcta lectura del modo de vida de sus estudiantes y sus necesidades e intereses. Este diagnóstico debe estar acompañado de estrategias que le permitan competir con la Tv. y los videojuegos. Existen una gran variedad de técnicas y recursos que debe atreverse a explorar: la gamificación, el storytelling, la narrativa transmedia, las redes sociales, etc.

 

3. No hay mejor aprendizaje que la experiencia. Nuestro cerebro está preparado biológica y evolutivamente para aprender mucho más de las experiencias personales que de las situaciones ajenas a las que sólo podemos acceder como un “espectador teórico”. Reorganizar nuestra forma de comportarnos o de tomar decisiones a partir de una experiencia personal es, para nuestro cerebro, más sencillo que recordar el nombre de un prócer o una fórmula química o matemática presentados en un texto o una lámina. Una de las corrientes más exitosas derivadas del constructivismo, el construccionismo, destaca la importancia de la acción, es decir, del proceder activo en el proceso de aprendizaje. Propone que, para que se produzca aprendizaje, el conocimiento debe ser construido (o reconstruido) por el propio sujeto que aprende a través de la acción, de modo que no es algo que simplemente se pueda transmitir ni menos recibir. Se requiere que el estudiante manifieste la actitud de “ir en la búsqueda de” y no simplemente la de quien “espera la solución”.

 

Tips

a. Acércate. Habla con tus alumnos y dedica tiempo a conocerlos. Pregúntales a qué juegan.

b. Juega. Puntos, desafíos, etapas, metas... son parte del lenguaje diario de tus alumnos. Intégralos en las actividades que planifiques. 

c. Diseña. Existen miles de recursos en Internet para generar material. Internet es una herramienta poderosa.

d. Conviértete en maestro. Un maestro (no un profesor) es amigo (no compadre, ni colega) de sus estudiantes. Y como amigo desea lo mejor para cada uno de ellos. 

e. Discrimina y prioriza. ¿es larga la lista de cosas que debes enseñar? Pregúntate qué es lo realmente importante para la vida y felicidad de tus alumnos. Podrás llegar a todos con facilidad. Quienes descubran el real sentido de una asignatura se enamorarán con ella y seguirán estudiando por su cuenta.

Conceptos.

Educación expandida, Storyteling, Narrativa transmedia, Gamification, Personal Learning Environment (PLE), 23 maestros de corazón. 

 


03. El choque de masas.

El modelo MIK propone un equilibrio entre ambas masas de aire. El profesor/a debe hacer una correcta lectura de los factores motivacionales que movilizarán a sus estudiantes hacia el aprendizaje y la cantidad y dificultad de los contenidos, habilidades y actitudes que desarrollará. Para Csíkszentmihályi, la relación entre desafío y la habilidad de un sujeto, debe estar en una correcta proporción para producir lo que él llama “un fluir” que bien podríamos traducir en Chile como “estar en onda”. Ello posibilita incrementar las habilidades del sujeto de forma óptima, evitando la frustración o el aburrimiento.

Para que surjan huracanes es muy importante pensar en lo que hemos llamado "zona de inestabilidad", definido como el espacio creado por el profesor donde se juntan el motivo y la motivación. Esta zona debe ser lo más amplia posible, pues en todos los grupos tendremos estudiantes que necesiten mayor intensidad en la motivación y otros menor dificultad en los objetivos que deberán cumplir. Respetar esa diversidad demanda del profesor/a pensar en una oferta diversa de actividades, no necesariamente todas obligatorias.


 

Tips

a. Se Coacher, Dj y Hacker: Convierta su rol como profesor/a en la de un entrenador, un mezclador de recursos y en un crítico de sí mismo y de las acciones que realiza en el aula. Cada clase es una oportunidad de probar algo nuevo.

b. Arriesga y aprende. "O se gana o se aprende". Juégatela, prueba con recursos diferentes. Un profesor que busca modos diferentes de explicar es mucho más seductor que quién siempre hace lo mismo. 

c. Poco a poco. Empieza por pequeños cambios. La incertidumbre genera stress y no todo el mundo puede moverse en ella con facilidad. Esto debe ser parte de entrenamiento permanente.

 


Caja de herramientas

¿Motivar a través de los videojuegos? y mucho más!

 

¿Qué le dirán los padres y profesores cada día a la pequeña Jessica para tener esta actitud?


Estupendo documental acerca de cómo convertirse en maestros. 11 alumnos, 1 profesor, 12 días de clase. Un documental producido por ALEA sobre una experiencia educativa innovadora. Un encuentro entre la vida y la educación a través del autoconocimiento en clase. Experiencia basada en la mirada "educar empoderando". 

Salman Khan TED 2011. ''Reinventar la educación''. Atrévase a dar vuelta la clase. El contenido en casa y las tareas en el aula.