Videojuego chileno mide la huella ecológica en el océano

Acuátic@s es el videojuego que busca generar conciencia y educar sobre los ecosistemas marinos.

Un jurel, un calamar, un caracol, una gaviota y un copépodo (minicrustáceo) son los protagonistas de acuátic@s, proyecto creado por el programa Científicos de la Basuca de la Universidad Católica del Norte (UCN), y financiado por el Programa Explora Conicyt .

El juego cuenta con cinco minijuegos que abordan 5 problemáticas que afectan a los océanos: El turismo masivo, la pesca irresponsable, la extracción de minerales en el fondo marino, el cambio climático y la contaminación por basura. Mientras los usuarios juegan, Acuátic@s calcula la huella ecológica de los jugadores, gracias a un salvavidas que tiene tres preguntas sobre los hábitos cotidianos del jugador.

“Para jugar, los niños se convierten en animales marinos, los que deben sortear una serie de obstáculos a los que se ven enfrentados en su diario vivir. La meta es sobrevivir, comer y lograr reproducirse para mantener el equilibrio del ecosistema”, dijo la Directora de Contenidos del proyecto, Magdalena Gatta.

El videojuego es gratuito y está pensado para los profesores como una herramienta pedagógica, ya que posee contenidos del currículum escolar de estudiantes de entre 9 y 13 años.

El Director de Acuáticos, Martin Thiel, comentó que: “El niño conoce en el juego los impactos negativos de las actividades humanas en el océano. Pero a la vez aprende que puede hacer algo en la vida real. Se puede ser un consumidor conciente, lo que significa que hace una selección ¿Compro una bebida en botella desechable o retornable? ¿Voy a comprar con una bolsa de género o uso bolsas de plástico? Si logramos despertar esa conciencia y que los niños sean actores que toman decisiones, cumplimos los objetivos.